Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.