[audio:http://www.malkevnia.com/wp-content/uploads/2010/12/e424a87675c5a686e0f3ee26668141f0.mp3|titles=Primavera – Ludovico Einaudi]

En ocasiones, esa duda asalta mi cabeza. Desde pequeño, siempre he estado solo, pero nunca me he considerado infeliz, sumergido en ese pequeño mundo de fantasía que había creado. Al no interesarme las chicas hasta mi avanzada adolescencia, tampoco supuso ningún problema el hecho de no tener pareja. Hoy, al borde de los veintiuno, me encuentro entre el punto intermedio entre el estar bendito y maldito por la soledad. A veces desearía por encima de todo encontrar a alguien y depender de esa persona, que alguien dependiera de mi o tener una familia en la que apoyarme, otras siento que Lix es capaz de llenar por si sola ese enorme hueco y que tengo todo cuanto puedo necesitar e incluso llego a creer que jamas necesitaría tener sexo si sencillamente me limitara a disfrutar de los pequeños momentos de fugaz plenitud.

Instante, el final de un fin de semana largo. Lugar, una pequeña “party” que se organizo en mi casa (de la mano de Lix, como no). Era la excusa perfecta para volver a ver a Dormael, y enseñarle una pequeña cosa que estoy preparando, aunque finalmente no se dio el caso. Los invitados, la minilesbiana (pareja de Lix en ese momento), Lix, La diva, yo y…”F” (Estoy de un imaginativo últimamente, que me salgo). Fue una noche bastante entretenida, bebida, bromas, guitarra, piano, pastel orgasmico que no deje de degustar ni un segundo, el cumpleaños de la minilesbiana, tocar una teta (no diré a quien porsiaca!), jugar al yo nunca con el correspondiente no parar de beber por mi parte, llevarme sorpresas inesperadas como el épico “yo nunca me he masturbado pensando en uno de los presentes”, hacer un concurso de mejores tetas y terminar en la cama con dos lesbianas, que aunque suene genial, no es tan guay como parece. Por supuesto, tuve consideración, y finalmente me fui a dormir al sofá, para dejarles intimidad. ^_^

Tumbado en el duro sofa que tanto tiempo me habia servido de cama en el pasado, no podía pensar en otra cosa que no fuera “porque yo no tengo pareja?” “¿Porque en estos diez meses, no he follado mas que una sola vez?, cuando, por muy creído que pueda llegar a sonar, podría haberlo hecho”,”¿Tan capullo soy que repelo a todo ser que pueda llegar a atraerme?”. La respuesta y conclusión a esas y miles de preguntas mas que me fui formulando, es muy sencilla, no soy capaz de ello. Soy tan brutalmente estúpido, que mis dos facetas predominantes se están dando de leches mientras las otras forman un circulo y aplauden. Una de ellas se contenta “seduciendo” o “dejandose seducir” para llenar mi ansia de necesidad de amor, pero la otra esta boicoteandome en cada intento solo por el mero hecho de que en el fondo me gusta estar solo, o quiero creer que me gusta estar solo y estoy mejor así. Soy una especie de ser dependendiente pero solitario que en su demencia ni tan solo es capaz de darse cuenta de lo que esta haciendo, hasta ahora claro, que por eso se llama conclusión.

¿Que haré con esta respuesta? Probablemente lo mismo que con todas las que suelo sacar, ignorarla y tirar para adelante, pero como mínimo, no me lamentare con la excusa de “Es que no me aguantan”, sino con la de “Con razón me ha dado la patada”. Mientras tanto, seguiré disfrutando de las pequeñas cosas que me da la vida, el paro, el infinito tiempo libre , que ya no es tan infinito pues en dos meses termina y de una amistad que ya desearían muchos.

¿Y para ti? ¿Que es?¿ Bendición o maldición?

.

.

.