[audio:http://www.malkevnia.com/wp-content/uploads/2011/09/under-pressure-queen.mp3|titles=Under pressure – Queen]

Hoy voy a hablar de mi papi, el hombre que me dio la vida, a pesar de no haber sido de forma voluntaria. En sus pelotas estuve nadando una buena temporada, y el día clave en que decidió echar una rapidito con mi madre, gané la carrera que me concedería la oportunidad de ser quien soy ahora. Siempre se me dio bien correr.

 

Mi padre, que me saca mas o menos un palmo de altura, es físicamente bastante parecido a mi, y se conserva muy bien. Sus ojos son verdes, aunque no como los míos, es un verde mas natural, no tan chungerele, yo los he sacado de mi abuelo. Tiene un poco de entraditas, pero seguramente se quedara así y no llegará a calvo, espero pararme también en ese punto, no soportaría ser una bola de billar. Es un manitas, se le da bien cualquier trabajo manual, aunque a la hora de las nuevas tecnologías tira un poquito de mi para que se lo explique. Su mayor virtud es la paciencia, rasgo que he heredado, y su fuerza voluntad, cosa que he heredado solo en parte, por desgracia. Cabe destacar también que es un hombre muy sabio, que siempre pilla las cosas aunque a veces se haga el loco y que los consejos que me ha dado, han sido verdaderamente útiles. En resumidas cuentas, para no enrollarme mas, es un madurito interesante, espero ser así cuando llegue a su edad.

 

Ojo! Que esta pillado, no os emocionéis! xD

 

Luchador como pocos, ha trabajado de mil cosas distintas para poder darme de comer cada día y tener un techo bajo el que cobijarme. Cuando yo era pequeño, el tenia menos paciencia, pero aun así, solo conseguí sacarle de sus casillas en puntuales ocasiones y ganarme un par de hostias bien merecidas. Siempre me dio mi espacio, aunque eso significara privarse un poco del suyo. Aun así se preocupaba por mi forma de ser tan poco sociable. Una vez me confesó que estaba seguro de que yo le traería muchísimos mas problemas que mi hermana por eso. Intento inculcarme su pasión por el motor, pero supongo que fui una decepción en ese aspecto, y nunca llegué a disfrutar las cosas que me ofreció, como un kart de niño, un ciclomotor a los catorce o un coche a los dieciocho. Lo peor es que no recuerdo haber dado ni las gracias.

 

A decir verdad, no recuerdo la ultima vez que abracé a mi padre o le dije te quiero y siendo tan idiota como soy, seguiré sin hacerlo muchísimo tiempo. Tal vez por eso escribo esta entrada, para quitarme un poco ese peso de encima. Recuerdo que cuando el y mi madre se empezaban a separar, las cosas estaban bastante feas, y yo le escribí una carta diciéndole lo que me importaba a pesar de que fuera un niñato egoísta. Cuando terminaron definitivamente, nos cogieron a mi y a mi hermana y nos hicieron elegir con quien queríamos irnos. Creo que todos pensaban que elegiría a mi madre, porque me llevaba aparentemente mejor con ella, pero decidí quedarme con el, porque aunque no lo hubiera demostrado, yo era consciente de que siempre había hecho lo mejor para mi, y que así seguiría siendo, ademas, se lo debía.

 

No tengo palabras para agradecer la cantidad de veces que mi padre me ha salvado el pellejo o me ha tenido que dejar dinero. Se que aun va a tener que hacerlo mil veces, porque aunque sea un niño bastante independiente, sobre todo en el mundo actual, donde los pajarillos abandonan el nido a avanzada edad, todavía cometo muchos errores y dependo un poco de esa red de seguridad que solo mi padre me aporta. Probablemente nunca sea capaz de compensarlo, pero me gusta creer que algún día si seré capaz de hacerlo.

 

Ahora, después de tres años, estoy viviendo de nuevo bajo su techo, y me trata genial. Me parece un poco injusto volver a hacerle cargar conmigo, aunque se que el no lo ve de esa forma, pero es algo temporal y en cuanto pueda, vuelvo a salir volando cual golondrina. Mi padre cuida de mucha gente, mas de la que debería, y arrastra sus problemas en lugar de darles una patada, por que? Pues porque es un buenazo. Se ha jodido la espalda de tanto trabajar, aunque por otra parte, ya nunca tendrá que hacerlo, pues tiene una pensión, aunque no estoy muy seguro de que eso lo compense. Como mínimo, ahora tiene un montón de tiempo libre para compensar esos años que cuidó de mi, unos años que yo no le puedo devolver.

 

Me estoy alargando… Voy a terminar como en las peliculas americanas, diciendo lo que es mi padre para mi.

Mi padre es… mi héroe favorito, y es que sin es el, hoy no seria quien soy… Te quiero mucho papá.

….

-Papá, papá. Que es robar?

-Calla niño, y sigue corriendo!