Y es que a veces los problemillas más estúpidos nos parecen montañas, y nos olvidamos de tiempos peores en los que realmente lo pasamos fatal, o sencillamente, no somos capaces empatizar y ponernos en el lugar de gente que está verdaderamente mal e infinitamente peor que nosotros.

 Un poco de autoparodia y humor sobre uno mismo, siempre ayuda a ver las cosas de otra manera. Be happy.

:;):