Titulo en Inglés: Castaway on The Moon
Titulo original: Kim-ssi-pyo-ryoo-gi (Kimssi pyoryugi) (La isla de Kim)
Duración: 1 hora y 54 minutos (116 min.)
Palabras clave para definir el film: Romance. Drama. Comedia.
Procedencia: Corea del sur. (La buena, no la comunista)
Del año: 2009
Dirección y guión: Lee Hae-Joon (también conocido como Lee Hae-Jun)
Reparto principal: Jeong Jae-Yeong y Jeong Ryeo-Won.

Puntuación: 9,1/10

Sinopsis

 Un pringao de la vida, abandonado por su mujer y asfixiado por las deudas, decide suicidarse tirándose desde un puente al río Han, pero ni eso es capaz de hacer. Lejos de morir, es arrastrado por el río hasta un islote situado en mitad de un puente, inaccesible a pie.
Totalmente incomunicado, a pesar de estar junto a la ciudad, se da cuenta de que si quiere vivir, ha de buscar soluciones, así que emprende una solitaria carrera por la supervivencia recogiendo basuras que llegan del río y recogiendo alimentos que crecen naturalmente en la isla.
Y, de forma inesperada, durante el transcurso de los días, alguien le ve desde su ventana.

7 motivos por los que ver la película

– Una película de estas características es muy difícil de encontrar en el cine occidental.

– Las interpretaciones son una gozada, incluso la de un personaje que apenas aparece, pero que lo borda.

– La fotografía es sencillamente sublime. Es algo muy cuidado en casi todas las películas coreanas, pero en esta destaca incluso más, si cabe.

– Lo cafre que es él, y las risas que te saca el jodío.

– Esas mediosonrisillas de ella, y toda su locura Hikikomori.

– La escena de los fideos.

– La capacidad que tiene para hacerte pasar de la risa al llanto, en un segundo.

Opinión personal

 Acabo de ver la película, y aunque se que nunca se debe opinar en caliente, me he visto obligado a hacerlo, porque me ha dejado verdaderamente fascinado y soy incapaz de irme a dormir sin expresarlo de alguna forma.

 Hacía tiempo que un guión y una forma de contar una historia de amor no me dejaba indiferente, y es que es todo tan onirico, hermoso y extravagante, que te atrapa más y más sin que puedas impedirlo.

 Ella hace tiempo que naufragó en la sociedad por su propio pié, y él es un naufrago al que la sociedad le ha forzado a ser así. Dos personas que han aisladas del mundo y que por la más ínfima casualidad, se encuentran el uno al otro.

 Llegado a este punto, el final es previsible, o quizás no, pero por ser el genero que es, uno ya se espera que pase lo obvio, pero a pesar de ello, se disfruta cada paso del camino. Con escenas como la del suavizante o los fideos, y citas como la del perfecto aburrimiento, la película va subiendo escalones hasta posicionarse entre los peldaños más altos de mi ranking personal.

 Puede que mañana, en frío,  la vea de otra forma, pero si soy sincero, dudo muchísimo que eso ocurra,  porque mientras escribo estas palabras, no paran de venirme a la cabeza fotogramas, simbolismos en la fotografía, poesía  y frescura en el guión, la maravillosa forma en la que se trata el tema de la soledad, y sobre todo, esa conexión que he sentido con los dos protagonistas. Una autentica joyita.

 Tenéis que ver esta película, en serio, haced el esfuerzo aunque solo podáis encontrarla subtitulada.