[audio:http://www.malkevnia.com/wp-content/uploads/2010/10/Point-mort-yann-tiersen.mp3|titles=Point mort – yann tiersen]

A la queridísima chica que conocí en el pasado:

Ya casi no recuerdo como eres, me cuesta imaginar tu sonrisa, tus labios, tus dulces mejillas y tu pintalabios rojo. Qué ha pasado contigo? Dónde estás? Dicen por ahí que has cambiado tus lapices por cerveza y tus sueños por baretos, que ya no vistes a tu manera, que te has dejado influenciar. Dónde ha quedado tu espíritu libre? Qué ha pasado con esa chica que no era de nadie? Podré volver a leer tus relatos sobre la luna algún día? Quiero creer que si, me niego a pensar lo contrario.

Se que te trate mal, que te azoté con el látigo de mi estupidez hasta dejarte malherida, y he asumido que no podre hacer nada para solucionarlo, eso ya no tiene remedio, pero no creí haberte matado. Ya no veo tu alma reflejada en tus textos, esa pasión por alcanzar una meta, me siento culpable. La ultima vez que supe algo de ti que no fueran visiones borrosas de una persona que no conozco fue hace ya mucho tiempo, de malas maneras, me dijiste que seguías haciéndolo… cuanto hace ya? Lo recuerdas? Como pasa el tiempo, eh? Es increíble ver como nos dejamos llevar y perdemos el rumbo sin razón aparente y un día, nos miramos al espejo y no sabemos ni quien es la persona que esta reflejada. Espero que estés donde estés, sigas siendo tu, soñadora, infantil, alegre, incapaz de decir que no a nada y por encima de todo, con un camino a seguir. Se que no eres una mentirosa.

Si te soy sincero, me reconforta la idea de que me sigas odiando, pues por mi parte, ya que la estupidez es uno de mis mayores atributos, te sigo queriendo como un imbécil, y, juro por lo más sagrado en mi mundo, que no deseo ese sentimiento a nadie, y mucho menos a ti. Espero que quemaras mis recuerdos, que borraras mi cara y no miraras atrás ni un segundo. Espero que nunca llegues a leer esto, pues significará que eres más lista que yo y has sabido seguir andando a pesar de todo, y ahora eres capaz de llevar una vida con sentido.

Eres casi la única persona que me conoce de verdad y que cree aun así que soy una buena persona… Chica que conocí en el pasado… si estas ahí, si aún existes… te echo de menos más que nunca en este asqueroso y melancólico otoño, y necesito uno de tus jodidamente tiernos abrazos…

Te deseo mucha suerte en el futuro, y espero de todo corazón, sin pestañear ni una sola vez mientras lo escribo, no escribirte nunca más una maldita carta que espero que nunca leas.

Atentamente, un hombre incapaz de vivir

XOXO